ENEE acumula otro mes de pérdidas y más deuda con los proveedores

928
La ENEE ya no necesita aprobación del Congreso de nuevos contratos

La estatal de energía cerró el mes de octubre con mayores pérdidas y más deuda, a pesar de una revaluación de activos que redujo sus pérdidas acumuladas.

De acuerdo al informe de estados financieros de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), firmados por la jefe del departamento de contabilidad, Rosalidia Michelle Ordóñez, las deudas a proveedores aumentaron en 950 millones de lempiras en  octubre.

La deuda a proveedores, sobretodo generadores de energía, pasó de 11.505 millones en 2017 a 12.496 millones de lempiras al 31 de octubre.

El informe contable destaca que la deuda a proveedores tiene un aumento interanual (de octubre de 20017 a octubre de 2018) de “7.366 millones de lempiras”.

“La pregunta obligada es por qué no se están pagando las compras de energía cuando se registran las ventas mensualmente”, cuestiona el economista Hugo Noé Pino.

Para Pino, ex presidente del Banco Central de Honduras (BCH), la Secretaría de Finanzas nunca detalló el destino de los bonos soberanos (500 millones de dólares) aprobados por el Congreso para liquidar las deudas con los proveedores hace más de un año.

Deuda y más pérdidas

El balance financiero destaca que el pago de la deuda externa e interna a corto plazo se redujo en octubre en 475 millones de lempiras (pasó de 4.653 a 4.592 millones de lempiras), pero la deuda externa a largo plazo sigue en alza y llega a 34.323 millones de lempiras.

En total la deuda pública (externa e interna a corto plazo, mora y largo plazo), supera los 43.000 millones de lempiras.

Además las pérdidas siguen sin resolverse, a pesar de la millonaria concesión otorgada a la Empresa Energía Honduras (EEH), para reducirlas.

Las pérdidas subieron “358 millones de lempiras en octubre y acumulan a 6.962 millones de lempiras”.

De acuerdo al contrato de concesión si la empresa EEH no reduce en tres puntos las pérdidas en este año (cierra este mes) puede ser cancelado, pero el gobierno negocia una reducción del costo de la concesión.

Para algunos analistas económicos, el gobierno no tendría que negociar nada al incumplirse el contrato. Las negociaciones podrían generar investigaciones posteriores de los entes contralores.  

Artículo anteriorCasi 8 lempiras han bajado de precio las gasolinas
Artículo siguienteEl retiro del Reino Unido del Brexit será el 29 de marzo