El Índice de Conectividad Global 2020 revela necesidad de mejorar la productividad con transformación digital

617
Ranking de Conectividad Global 20202 de Huawei

La pandemia del COVID-19 ha tenido un profundo impacto sobre la economía global y ha puesto de manifiesto la necesidad de la digitalización, tras el duro golpe sufrido por el desarrollo económico en todo el mundo.

Sectores completos, como el sector servicios, han cesado su actividad en muchos países, al tiempo que se ha puesto en evidencia la fragilidad de las cadenas de suministro globales. La pandemia ha demostrado igualmente la necesidad de digitalizar tanto el sector público como el privado para ajustar los modelos de negocio, a fin de que puedan soportar los brotes y contener sus efectos negativos.

Sin embargo, no todas las economías han sido capaces de transformarse al mismo ritmo. En su Índice de Conectividad Global (GCI, por sus siglas en inglés) anual, desde 2015 Huawei realiza un seguimiento de los progresos de 79 economías en cuanto a la implementación de infraestructuras y capacidades digitales, atendiendo a cuatro tecnologías clave o «enabler categories» (banda ancha, computación en la nube, Internet de las cosas e inteligencia artificial), que se miden mediante 40 indicadores del GCI.

Un hallazgo clave del GCI 2020 es que la transformación digital de las industrias ayudará a los países a aumentar la productividad, estimular la recuperación económica y desarrollar la competitividad futura. Los datos del informe de 2020 demuestran que los países más avanzados en la digitalización son varias veces más productivos que otras economías.

La investigación de GCI ha sugerido que las economías que podrían aumentar la productividad y volverse digitales con conectividad inteligente generalmente disfrutan de un mayor valor agregado bruto (VAB) por trabajador o por hora trabajada.

Este informe ha analizado los cambios del puntaje GCI de cada país desde 2015. Los puntajes promedio de las economías Frontrunner (líderes), Adopter (adoptantes) y Starter (principiantes) han aumentado desde 2015, con Starters mostrando la tasa de crecimiento anual compuesta (CAGR) más alta, seguidos por Adopters y luego Frontrunners.

Las naciones con una infraestructura digital más madura están mejor posicionadas para minimizar el impacto económico de la pandemia, recuperarse más rápido y garantizar la continuidad de su transformación en modelos de productividad de orden superior.

El GCI 2020 sugiere que la estrategia de TIC de un país debe basarse en sus fortalezas sectoriales acumuladas. Independientemente de la industria, más digitalización significa más valor agregado.

Las cinco etapas clave

El GCI 2020 propuso cinco etapas clave para la transformación digital de los sectores económicos:

Etapa 1: Eficiencia de la tarea. El foco está puesto en el seguimiento de la finalización de tareas individuales a través de una conectividad básica y una comunicación más eficiente.

Etapa 2: Eficiencia de la función. Las funciones computarizadas o automatizadas habilitadas por las TIC permiten manejar múltiples tareas simultáneamente y compartir información de manera más eficiente.

Etapa 3: Eficiencia del sistema. Se pone más énfasis en la digitalización de las funciones centrales del sistema para operaciones eficientes. Las empresas en esta etapa tendrán una mayor demanda de conectividad y servicios en la nube.

Etapa 4: Eficiencia y agilidad organizacional. Los procesos empresariales se digitalizan, las aplicaciones empresariales se migran a la nube y todos los sistemas se integran de forma eficaz. Además, las redes de alta cobertura, la amplia adopción de aplicaciones basadas en la nube y la implementación de IA e IoT contribuyen al análisis y la información de datos en tiempo real.

Etapa 5: Eficiencia y resiliencia del ecosistema. Todo el ecosistema está digitalizado, puede responder rápidamente a los cambios del mercado y puede respaldar la coordinación automática y la colaboración intersectorial de las partes interesadas. Las tecnologías representativas como 5G, IoT y robótica presentan nuevas oportunidades para el surgimiento de nuevos modelos comerciales, métodos de trabajo y productos a lo largo del proceso de digitalización.

“A medida que las TIC impregnan las industrias, la transformación digital se ha acordado unánimemente entre países e industrias”, dijo Zhang Hongxi, director de marketing de la infraestructura de TIC de Huawei. “Por primera vez, ampliamos nuestra perspectiva de investigación de la dimensión de los países a las industrias.

También sugerimos rutas de transformación digital para países y empresas en diferentes etapas para ayudarlos a construir una resiliencia económica orientada al futuro”.

Los informes de GCI tienen como objetivo proporcionar a los responsables de la formulación de políticas y las partes interesadas económicas información valiosa que puede ayudarlos a acelerar el crecimiento en la economía digital.

Los 79 países evaluados por GCI 2020 representan el 95% del PIB mundial y el 84% de la población mundial.

Artículo anteriorCoca-Cola venderá $669 millones de participación en embotellado de Sudáfrica
Artículo siguienteCalificación de Moody’s de perspectiva Negativa para El Salvador afectó a dos bancos