Economía bajo ritmo de crecimiento a 2,7% en 2019, 1,1% menos que en 2018

820
A pesar de la crisis pro el Covid-19 y los costos, se recupera flujo de remesas

Déficit fiscal aumentó a 2,5% del PIB, más de 15.000 millones de lempiras

La economía hondureño cerró el 2019 con un crecimiento de 2,7%, una caída de 1,1% en relación a 2018 (3,8%). Es el menor crecimiento de la última década (2,8% en 2013).

De acuerdo al último informe del Banco Central de Honduras (BCH), el menor dinamismo económico mundial afectó el comercio y sobretodo las inversiones extranjeras.

“El crecimiento económico nacional fue de 2.7% en 2019 (3.7% en 2018), comportamiento explicado por términos de intercambio menos favorables que incidieron en la reducción de la inversión total y en la desaceleración del consumo privado”, dice el informe del BCH.

Para este año la meta es crecer entre 1,5 y 2,5%.

Las actividades que sostuvieron el crecimiento fueron la intermediación financiera, energía eléctrica, manufacturera, comunicaciones y comercio (aunque bajaron las exportaciones y las importaciones).

Pero los sectores con mayor baja fueron: “la agricultura, ganadería,
caza, silvicultura y pesca denotó contracción respecto al año anterior, debido en parte a los precios bajos de bienes agrícolas y los efectos adversos del cambio climático (sequía)”.

El sector externo, a pesar de la desaceleración de las exportaciones registró un menor déficit de cuenta corriente de 0,7% del PIB (5.3% en 2018), debido a los menores importaciones y el crecimiento de las remesas familiares.

Déficit fiscal sube a 2,5%

El gasto superó nuevamente los ingresos de la Administración Central y eso dejó un déficit de 2.5% del PIB (Producto Interno Bruto) a diciembre de 2019 (2.1% en 2018), por la “desaceleración en la recaudación tributaria y el incremento en el gasto corriente!.

En números fríos el déficit superó los 15.000 millones de lempiras. Adicionalmente, el Sector Público no Financiero (SPNF) registró un déficit de 0,9% del PIB, que está dentro del límite establecido de 1% del PIB.

Aunque los depósitos privados en las Otras Sociedades de Depósito (OSD)
aumentaron por las remesas familiares, el crédito al sector privado mostró “menor dinamismo”, señaló el BCH.