Cohep pide reglamentar pronto Ley de Mipymes y no esperar hasta el 2019

1052
FMI concluye que la pobreza y la informalidad económica sigue alta en Honduras

El sector privado le recordó a las autoridades tributarias y de Desarrollo Económico que ya existen acuerdos con la dirigencia empresarial de pequeñas y medianas empresas que permiten tener un reglamento inmediato de Ley de Mipymes.

La Ley fue aprobada por el Congreso y establece un plazo de 30 días para ser reglamentada, previo a su aplicación.

Para Gabriel Molina, gerente de Empresa Sostenible del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), existen trabajos avanzados entre instituciones, el sector social de la economía y la misma Anmpih (Asociación Nacional de Medianos y Pequeños Industriales de Honduras).

“Producto de esas reuniones se solicitó al Congreso que ampliará de tres a cinco años el plazo de no estar sujeto a cierto pagos tributarios y municipales. También pensamos que el techo de ingresos brutos se pudo haber elevado a 15 millones de lempiras anuales para dar apertura a medianas empresas”, señaló.

El techo de ingresos brutos anuales se fijó hasta cinco millones de lempiras

Ahora, estimó, es muy importante que ya continuemos o pasemos los técnicos a la reglamentación. Es importante que todos los que estuvimos en este Proyecto de Ley continuemos trabajando para que se reglamente y que está Ley realmente sea funcional, operativa y se logre implementar en el campo.

“Por ejemplo, lo del sitio del portal de “Mi empresa en línea”, cómo la gente va a poder hacer eso o cómo se va a sacar el certificado, etcétera, todo, para que realmente sea un beneficio y que la gente no se vaya a desestimular”. apuntó.

Es importante decir también, que el COHEP y las Cámaras y todo eso no son puntos donde se da el Crédito Solidario, eso tienen que ir a las Agencias de Crédito Solidario.

En el caso de los 300.000 lempiras de capital, no serán entregados de forma inmediata sino que se deben cumplir los requisitos y se desembolsarán de forma gradual y de acuerdo al cumplimiento de los pagos de los beneficiarios.

Explicó que no se trata de exoneraciones o exenciones fiscales, sino de no estar sujeto al pago de impuestos a la renta, aporte solidario, registros y pagos municipales. “Eso evita el complicado proceso de registro de exonerados”, destacó.

Molina reconoció que la meta de 100.000 empleos es una expectativa muy alta y lo que se debe lograr primero es apoyar la creación de empresas, se formalicen las que están actualmente y, poco a poco, crecerá la oferta laboral.