Centroamérica recibió más $25.014 millones de remesas familiares en 2020, a pesar del Covid

730
La cifra de Guatemala es acumulada al mes de octubre

Al 18 de febrero de este año, Honduras muestra un crecimiento del 15%

Al cuarto trimestre de 2020, la región centroamericana, excluyendo a Costa Rica, registró ingresos acumulados de divisas por remesas familiares por 25.014 millones de dólares, con un aumento interanual de más de 2.000 millones de dólares.

Esto a pesar del fuerte impacto global de la pandemia, en especial en Estados Unidos país de origen de los mayores envíos, según el reporte de los Bancos Centrales de los cuatro países centroamericanos.

Nicaragua tuvo el mayor crecimiento porcentual con un 10%, pero es el que recibe menos remesas. Guatemala recibió en 2020 más de 11.508 millones de dólares en remesas familiares (cifra actualizada ya que el registro previo fue hasta el ems de octubre de 10.176 millones), lo que se convirtió en un nuevo récord histórico al superar en casi un 8 por ciento las divisas de 2019.

El Banco Central de Honduras, destaca que a pesar de la caída en envíos en el segundo trimestre de 2020 a consecuencia de los efectos de la pandemia. Honduras obtuvo un ingreso de $5,736.6 millones de remesas, un alza de 3.9% ($214.6 millones) respecto al 2019.

No obstante, ese incremento fue menor al 13% ($634.4 millones) observado en 2019.

Según el Banco Mundial, el Covid-19 generó un drástico retroceso en las remesas a nivel internacional en la primera mitad de 2020 cuando las ventas de las empresas se redujeron a la mitad en ese período, lo que las obligó a recortar salarios y horas de trabajo, siendo la mayoría de ellas microempresas y empresas medianas de los países en desarrollo.

Asimismo, ese organismo identifica a los Estados Unidos como el principal proveedor de remesas a nivel mundial, donde la curva de casos por Covid-19 se aplanó en la segunda mitad de 2020, permitiendo que se reabrieran las empresas y se relajaron las medidas de distanciamiento social, lo que favoreció la reactivación de la actividad económica y la generación de empleo.

Esto permitió que los trabajadores inmigrantes se beneficiaran, lo que a su vez se materializó en envíos de remesas a sus familiares. Sin embargo, se reportó un incremento interanual en la tasa de desempleo en los EE UU, al pasar de 3,6% en 2019 a 6,7% en 2020, mostrando un máximo histórico de 14,8% en abril de 2020 (en los primeros meses de la pandemia).

Buen inicio de año

El BCH, en su registro semanal al 18 de febrero, destaca el ingreso de 806 millones de dólares en remesas, 15,2% ($106 millones), más que las recibidas a esa misma fecha en 2020.

Según la encuesta semestral de remesas, realizada en enero por el BCH, el monto promedio mensual de los envíos es de 526.6 dólares, valor menor en 3% a la encuesta de enero de 2020 ($542.7). El costo de los envíos oscila entre 7 y 10 dólares, y las remesas son el principal medio utilizado.

El 96% de los encuestados señalan que el consumo corriente es el principal uso de las remesas y que los Departamentos de Cortés (24%) y Francisco Morazán )23%), son los principales destinos.


Artículo anteriorEn enero 621 empresas, en especial de construcción, se registraron en la CCIT
Artículo siguienteDeuda interna creció 23,68% en 2020 y superó los 147.166 millones de lempiras: BCH