Meta lanzará un servicio de suscripción de pago por $11.99 al mes

La empresa Meta analiza cobrar por servicios que actualmente son gratuitos

El servicio proporcionará una mayor visibilidad a los contenidos en Facebook o Instagram

Meta, la matriz de Facebook, está ultimando un servicio de suscripción llamado Meta Verified que incluirá funciones adicionales, incluidas insignias de verificación de cuenta para quienes pagan, al estilo de Twitter.

La nueva suscripción costará 11,99 dólares por mes o 14.99 dólares si se compra a través de la aplicación iOS y está dirigida principalmente a los creadores de contenido. Además de una insignia de verificación, la suscripción incluye “protección proactiva de la cuenta, acceso al soporte de la cuenta y mayor visibilidad y alcance”, según explicó un portavoz de Meta en un comunicado.

Sin embargo, el aspecto más valioso del paquete de suscripción que ultima Meta se perfila como el aumento de la “visibilidad”, dado que destacar en Facebook o Instagram es más difícil estos días, incluso entre los propios seguidores de un usuario.

El director ejecutivo de Meta, Mark Zuckerberg, anunció el nuevo producto a través de su canal de Instagram. La opción estará disponible tanto en Facebook como en Instagram, pero serán suscripciones separadas. Las ofertas de suscripción se han vuelto populares para las empresas de redes sociales en los últimos años como una forma de diversificar sus negocios, que dependen en gran medida de la publicidad. 

Meta obtiene casi todos sus ingresos de la publicidad, pero ese negocio se ha visto muy afectado en los ciclos recesivos de la economía global, en los que los presupuestos en publicidad o marketing son los primeros en desaparecer. Así sucedió al principio de la pandemia, cuando el negocio de Meta se vio muy afectado, y así volvió a pasar con el inicio de la invasión rusa en Ucrania y el episodio de hiperinflación que todavía no ha desaparecido. Las suscripciones representan una fuente de ingresos más estable frente a la volatilidad de la publicidad.

Sin embargo, no está claro si los usuarios quieren pagar por servicios que siempre han sido gratuitos. Un buen ejemplo es el servicio de pago de Twitter, que todavía no ha despegado.

Artículo anteriorReservas del BCH siguen bajando, $147 millones menos al 9 de febrero
Artículo siguienteFitch Ratings subió la calificación de riesgo crediticio de Guatemala a ‘BB’