El PIB de EE UU crece un 3,2% gracias al consumo

844
Estados Unidos con repunte económico en I trimestre

La economía de Estados Unidos creció un 3,2% en el primer trimestre de 2019, según los datos publicados por el Buró de Análisis Económico (BEA, por sus siglas en inglés) del Departamento de Comercio del país.

Esta cifra queda por encima de lo esperado por el consenso, que buscaba una expansión del 2,3%, y es la más alta desde el segundo trimestre de 2018.

De hecho, esta es la mayor expansión registrada en los tres primeros meses del año de los últimos cuatro años.

El aumento económico refleja las contribuciones positivas de los gastos de consumo personal (PCE), la inversión en inventarios privados, las exportaciones, el gasto estatal y local del gobierno y la inversión fija no residencial.

De esta forma, las exportaciones se recuperaron significativamente, aumentando un 3,7%.

No obstante, el gasto del consumidor, que representa dos tercios de la economía estadounidense, se moderó a una tasa del 1,2% en el primer trimestre.

Esto supone un retroceso con respecto al cuarto trimestre, cuando el consumo aumentó a un ritmo del 2,5%.

El dato ha llegado también acompañado del índice de precios del PCE, el termómetro favorito de la Reserva Federal para medir la inflación, que aumentó un 0,6%, en comparación con un aumento del 1,5%.

Excluyendo los precios de los alimentos y la energía, el índice de precios del PCE aumentó un 1,3%, en comparación con un incremento de 1,8% anterior. Algo que apoya la idea de que no existen presiones inflacionarias, lo que deja vía libre a la Fed para mantener su paciencia a la hora de reiniciar una posible subida de tipos en el futuro.

El dato de crecimiento del PIB de EEUU llega precedido por una expansión en el último trimestre de 2018 del 2,2% y después de un arranque de 2019 marcado por distintos contratiempos.

Entre ellos el provocado por el cierre del gobierno más largo de la historia, con una duración de 35 días y que llegó a su fin el pasado 25 de enero.

La Oficina Presupuestaria del Congreso (CBO, por sus siglas en inglés) cifró el coste del mismo en 11.000 millones de dólares, considerando una cuarta parte de dicha cantidad básicamente irrecuperable.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here