Diputados y empresarios advierten sobre aumento del 8% al presupuesto 2020

829
El presupuesto de la república será revisado para cubrir emergencia sanitaria

Para el diputado Walter Romero, la petición de Finanzas de incrementar el gasto público en más de 21.000 millones de lempiras, a través del presupuesto de la república para el 2020, es “alarmante” y peligrosa para el país.

“Es alarmante, realmente, que estemos en una economía en declive, queriendo aumentar un Presupuesto un 8%, estamos hablando de más de 21 mil millones de lempiras, lo que debe de estar haciendo el Gobierno ahorita es ahorrando dinero”, declaró.

Señaló que el Presupuesto 2020 debería ser analizado “profundamente en el Congreso y pedir explicaciones a Finanzas sobre cómo se va a reducir el déficit fiscal, aumentando el gasto”.

“El déficit fiscal no es por falta de ingresos, es por el exceso de gastos. No me parece correcto que vengamos a aumentar 21 mil millones, ¿De dónde lo vamos a sacar? endeudando más la generaciones actuales y futuras, los que ni siquiera han nacido ya están endeudados. No me parece correcto”, apuntó..

Romero cuestionó la política financiera al mandar un presupuesto con mayores gastos y con las mayores partidas destinadas a pagar deuda externa e interna y en defensa militar, cuando se ocupa inversión directa en actividades productivas y atención en salud y educación.

“No me parece que estemos utilizando correctamente la herramienta del Presupuesto que debe ser un instrumento de desarrollo económico”, dijo el parlamentario.

Derroche y presión tributaria

Para el empresario Jimmy Daccarett, el aumento presupuestario pone más presión en aplicar impuestos y se destina a los entes descentralizados que es “donde mejor se pagan los mejores salarios y beneficios, pero son ineficientes administrativamente”.

El claro ejemplo es la ENEE que absorberá más deuda externa y sigue sin reducir las pérdidas en generación y transmisión, y si atender a más del 25% de la población.

“Lo único que nos está causando esto, es una presión al alza de impuestos y una presión al incremento del endeudamiento que, realmente, estamos llegando a puntos de no retorno” financiero, agregó.